6 Junio, 2016 \

Comparte este artículo en tus redes sociales:


thumbnail

E

“Cada día es más difícil conseguir alimentos y lo poco que se encuentra está carísimo y si vas a los bachaqueros te quieren sacar un ojo de la cara por un paquete de arroz. Mi esposo tiene sueldo mínimo igual que yo, y no alcanza para alimentar a nuestros 3 hijos y a mi mamá que vive con nosotros. La mayoría de las veces no cenamos y tampoco desayunamos, hacemos una sola comida al día. Mis niños los llevo al colegio sin comer y sin merienda, el varoncito de 5 años se ha desmayado tres veces en el colegio por la falta de comida, y yo también en el Metro, tenía casi dos día sin comer y tuve un mareo. Esto no lo aguanta nadie, cada día somos más pobres. Mi niña de 1 año está desnutrida, así me dijo el médico en el hospital y se me enferma a cada rato…”, expresa María Pérez con lágrimas en sus ojos, vive en el barrio La Dolorita, Petare.

 Testimonio como el de María abundan en Venezuela, donde también se ven  personas, aunque no son indigentes, hurgar  en la basura con la esperanza de encontrar algún alimento en buen estado.

De acuerdo a estudios y encuestas de varias ONG la pobreza en Venezuela ha aumentado de manera alarmante. Según los economistas, está ligada a la crisis económica: inflación, devaluación de la moneda y escasez de los productos de la cesta básica. Esta situación ha llevado a millones de venezolanos a pasar hambre.

Al respecto, el presidente de Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, precisó en un programa radial, que la inflación subyacente pasó de 540% en marzo a 750% en abril.

De acuerdo al economista, la inflación subyacente hace referencia a aquella surgida de la compra a revendedores. Destacó que Venezuela “se acerca a un máximo histórico de pobreza extrema con 80% de pobres en el país, el 20% que queda es la porción de clase alta que en su mayoría gana en moneda extranjera.”

Encovi 2015

Un estudio llamado Encuesta de Condiciones de Vida (Encovi 2015), realizado por las universidades Católica Andrés Bello (UCAB), Central de Venezuela (UCV) y Simón Bolívar (USB) reveló que la pobreza en Venezuela alcanzó al 73% de los hogares.

La muestra del estudio fue de 1 mil 500 hogares y contempla familias que no obtienen suficiente dinero a través del salario, bonos, becas, pensiones, para comprar cada mes una canasta de alimentos básicos (para este trabajo se fijó en Bs 14 mil 556).

Asimismo, la Encovi determina que 49% de los hogares se ubican en la categoría de pobreza extrema.

El sociólogo y exdirector del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la UCAB, Luis Pedro España, señala que “2014 y 2015 han sido los dos peores años de contracción de ingresos que ha tenido el país en toda su historia socioeconómica. Hoy 73% de los hogares y 76% de los venezolanos están en pobreza de ingresos”.

España señala que la cifra de 76% de la población bajo el manto de la pobreza es la más elevada desde 1975, año en el que comenzaron las mediciones de este tipo.

Precisa que siete de cada diez venezolanos, no pueden cubrir sus necesidades básicas con los ingresos que obtienen en sus trabajos.

Considera España que la primera medida para combatir la pobreza es cambiar al gobierno, que está ideológicamente atado para tomar las medidas necesarias para superar la situación.

Por su parte, la profesora Lisette González, quien participó en la Encovi 2015, manifiesta su preocupación por las repercusiones a futuro que la situación puede tener. “Un niño que hoy  tenga un año y que la madre no pueda darle la fórmula, porque no la consigue en las farmacias y no se la puede pagar a un bachaquero, o que no pueda vacunarlo no se desarrollará correctamente y seguramente presentará problemas de atención y aprendizaje, con lo cual sus posibilidades de entrar en la pobreza serán mayores, eso sin contar que pueda fallecer”.

La inflación asociada a la pobreza

Trino Márquez, sociólogo y coordinador de políticas públicas del Centro de Divulgación del Conocimiento Económico, indica que mientras el año pasado el Ejecutivo autorizó un incremento de 97% en el salario mínimo, la canasta alimentaria que mide el Cendas subió 443,2%.

Asegura que “el precio de las canastas alimentaria y básica en el país ha crecido sin guardar ninguna relación con el nivel de ingreso familiar, por eso la pobreza está asociada esencialmente a la inflación como fenómeno, específicamente a la inflación en los alimentos”.

Según el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas),  el precio de la Canasta Básica Familiar registrado en marzo es de 203.943,95 bolívares. Con respecto al mes de febrero, incrementó Bs 26.968,50, es decir, 15,2%. De acuerdo al informe del Cendas,  la variación anual ha sido de Bs 168.819,50 (480,6%).

Para poder adquirir la canasta básica, una familia de 5 miembros,  requieren 17,6 salarios mínimos (11.577,81 bolívares).

Una fábrica de pobres

Según el Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea), “el gobierno se ha convertido en una fábrica de pobreza, debido al acelerado deterioro de la calidad de vida y el retroceso de los avances sociales, como consecuencia de medidas económicas erradas y antipopulares y debido a los altos índices de corrupción e ineficiencia gubernamental”.

De acuerdo a las proyecciones del Fondo Monetario Internacional, Venezuela cerrará el próximo año con una tasa de inflación del 2,200%, en el marco del descontrol monetario que impera en Venezuela.

Por su parte, el economista Orlando Ochoa, dijo que “Tenemos una inflación que ya está en el terreno de los tres dígitos y que se va acelerando geométricamente. Como podemos ver en el récord de los últimos dos años, la tasa de inflación se está duplicando cada seis y siete meses.”

“Solo en alimentos la inflación acumulada en estos últimos tres años es de mil 259 %, siendo atroz para el venezolano, es la inflación más alta en la historia y no ha ocurrido en ninguna otra parte del mundo, es por ello que el presidente Nicolás Maduro es una fábrica de pobres”.

En Venezuela hay más pobres

Recientemente la Comisión Económica para América Latina y el Caribe publicó el Panorama Social 2015, en el que se indica que el año pasado la tasa regional de pobreza aumentó a 29,2% (175 millones de personas) y la tasa de indigencia a 12,4% (75 millones de personas). Sin embargo, el incremento de los que vivían en condiciones de pobreza no se dio por igual en todos los países de América Latina. Fue en Venezuela donde más aumentó, además de México y Honduras.

La Cepal reportó que entre 2010 y 2013 la tasa de pobreza en el país subió 4,9% para ubicarse en 31,2% y según las proyecciones en 2014 y en 2015 la cifra fue aún mayor.

Todos los economistas y sociólogos consultados coinciden que la única posibilidad de avanzar en la lucha contra la pobreza es salir del gobierno de Nicolás Maduro, “porque insiste en unas políticas erradas que solamente están agravando la situación y mientras más tiempo se demore en tomar los correctivos necesarios, más riesgos hay para la convivencia social en el país”.

Créditos de la fotografía: @ovarioV