19 Mayo, 2017 \

Comparte este artículo en tus redes sociales:


thumbnail

P

No hay cambio de estrategia ni mensaje a la Fuerza Armada que frene el aumento de la represión contra las manifestaciones opositoras. Este jueves, fue una nueva demostración.

Los opositores pretendían, porque ha quedado demostrado que son eso, pretensiones, llegar a la sede del Ministerio de Interior, Justicia y Paz, ya que responsabilizan al ministro Néstor Reverol de la represión contra las movilizaciones de este sector.

A pesar que cambiaron la ruta e incluso la estrategia, el resultado fue el mismo.

En esta oportunidad, varios diputados, entre ellos, Juan Andres Mejía, Juan Requesens y Franco Casella, estuvieron frente a la marcha y buscaron llegar a metros del piquete de la Guardia Nacional (GN) ubicada en el piso superior de la autopista Francisco Fajardo.

Llegaron y con un megáfono les pedían a los Guardias que respetaran la Constitución, que no los reprimieran y que tenían derecho a marchar.

La respuesta de la Guardia fue: “retírense. La autopista es para carros, no para civiles”.

A lo que Mejía respondió: “ok. Nos retiramos pero díganos por dónde podemos marchar para llegar al Ministerio. Es nuestro derecho”. Después de ahí, bombas lacrimógenas.

No importó que, junto a ellos, estuviese una señora en silla de ruedas. Aun así, dispararon.

“No sé, siento que mi lugar es este. Es estar aquí”, dijo la señora al preguntarle porqué estaba al frente y si no tenía miedo. Ella, muy tranquila, soltó un contundente “no”.

Después de eso, bastaron poco más de 30 minutos para lograr replegar a los manifestantes hacia Altamira.

Lacrimógenas, perdigones, agua y la nueva estrategia de los cuerpos de seguridad: emboscar.

Las formas son cada vez menos. La agresividad es mayor por parte de la GN y de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

Las heridas presentadas por los manifestantes son muestra de ello. Casi un centenar de personas fueron atendidas entre Salud Chacao y Salud Baruta.

En esta jornada, sin importar que en horas de la mañana el Ministerio Público (MP) anunciara que solicitaba medidas de protección para los periodistas que cubrimos las marchas, varios fueron heridos, entre ellos, dos camarógrafos de Vivoplay.

Otro de los heridos fue un joven de 16 años, Oscar Navarrete, quien fue impactado por una bomba lacrimógena en el pecho.

El joven llego sin signos vitales a la clínica La Floresta pero, tras maniobras de reanimación lograron estabilizarlo y llevarlo a terapia intensiva.

50 días

Pese a estas cifras, la oposición insiste en seguir en la calle y para ello, anunciaron sus próximas acciones. Una de ellas será este sábado, cuando se cumplen 50 días de protestas.

Esta actividad la han denominado una “Medición de Fuerza” y busca, según ellos, “demostrar que somos más”.

Esta concentración será a nivel nacional en las principales arterias viales del país. En el caso de Caracas será en la autopista Francisco Fajardo a la altura de Los Ruices.

El lunes, la oposición se solidarizará con el sector salud tras el asesinato de Paul Moreno en Zulia al ser arrollado durante una manifestación. Moreno era estudiante de medicina y voluntario de los grupos de primeros auxilios.

Viernes y domingo, los diputados realizarán asambleas en sus circuitos para armar la agenda de los días venideros.

Foto José Mayorca / ENPaísZeta