14 Mayo, 2017 \

Comparte este artículo en tus redes sociales:


thumbnail

D

En lo que fue otra actuación de su natural y acentuada velocidad, puesta de manifiesto desde su estreno, la Bala Equina Chaguaramal, nuevamente impuso extrema superioridad, pulverizando a sus oponentes en la disputa de la copa Gran Abuelo.

A las órdenes del joven y rendidor jinete Cipriano Gil, con la preparación física del entrenador Juan Carlos Ávila, el alazano de 4 años de edad, se alzó con ese importante galardón el cual engalanó la jornada de carreras conceptuada como la estelar de la tarde hípica dominical en el hipódromo La Rinconada.

Obviamente, cotizado como el principal favorito del cotejo disputado en lo que fue la quinta competencia de la programación, el caballo asumió inmediatamente la cabecera en las primeras de cambio y la preservó durante todo el camino de 1.300 metros, cruzando la línea de meta con ventaja holgada sobre su vecino de establo Blue Monkey, al que le brotaron los ojos en su persecución.

El vencedor, nacido y criado en el pequeño pero prestigioso haras Agua Miel, mantuvo un ritmo de desplazamiento de menos a más, marcando parciales exigentes al recorrer los primeros 400 metros en 21 segundos con 2 quintos, pasando por los 800 en 44-3, así como 69 exactos en los 1.200, totalizando tiempo de 76-2 en los 1.300 metros de la contienda.

Entretanto, en la tercera casilla finalizó Rey Tesa, el cual le planteó lucha al triunfante, llegando en el cuarto puesto Río Araciama, superando a Arkangel Dorado y a Joyful Blue, que ocupó la sexta y última posición.

Foto Archivo ENPaísZeta