19 Mayo, 2017 \

Comparte este artículo en tus redes sociales:


thumbnail

P

“Venezuela está cerca de un desenlace”. Eso es lo que considera el gobernador de Miranda, Henrique Capriles sobre lo que ocurre en el país al tiempo que aseguró que “no hay marcha atrás”.

Capriles, pidiendo a las personas “no convertirse en lo que queremos cambiar”, sostuvo que el 80% del país rechaza la Constituyente y que “hemos llegado hasta aquí porque el gobierno no permitió el referendo”.

Ese “hasta aquí” que señala el gobernador abarca casi 50 días de protestas con 47 fallecidos y 13 mil heridos de acuerdo a las cifras que manejan. Es decir, un muerto por día en promedio y 300 heridos por día.

A eso se le suman que 161 civiles han quedado presos por Tribunales Militares y el hecho de que, para la oposición, la cifra de presos políticos se ha “duplicado” llegando a los 300 y 2371 detenciones.

Todo esto, que los opositores califican de violaciones de derechos humanos, fueron entregados en un informe al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

El gobernador hizo un recuento de los últimos acontecimientos en Táchira donde han fallecido seis personas, cuatro esta semana y recuerda que había advertido la fase 2 del Plan Zamora, el cual de acuerdo a él, implica el uso de cuerpos paramilitares para acabar con las manifestaciones.

También recordó que en esa reunión del presidente Maduro, Elías Jaua y Hermánn Escarra, que terminó a la 1am, se habló de la posibilidad de la fase 3 que sería actuar en caso de una guerra civil, así como de la salida de la Fiscal. “Por eso le advertimos para que no se quede solo en declaraciones sino que actúe. Si la Fiscalía se comporta institucionalmente, Venezuela estará allí apoyándola”. También señaló que los oficiales se quejan de que no hay comida y uniformes.

Para Capriles, “la fase 2 es lo que estamos viendo en Táchira y por eso el número de personas asesinadas”.

Sobre lo ocurrido en Maracay, específicamente en la Universidad de Oriente (UDO), donde un grupo de militares dispararon contra estudiantes, denunció que “uno de los guardias después se disparó para simular un enfrentamiento”.

Capriles también reiteró su denuncia sobre una supuesta “Operación El libro”, que consistiría en la compra de minas antipersonas que, “no las han usado pero las compraron”.

A pesar de todo esto, descartó una guerra civil.

Sanciones

Capriles celebra las sanciones emitidas por el gobierno de Estados Unidos contra ocho Magistrados del Tribunal Supremo de Justicia porque “ese dinero nos lo robaron a los venezolanos”.

Va más allá y señala que no sólo en Estados Unidos sino en otras partes del mundo se debería sancionar a “quienes han robado”.

Ante el fenómeno del “escrache” y lo ocurrido este jueves en el CCCT contra un militar, Capriles hizo un llamado a a que ” la justicia no es venganza ni revancha. No nos convirtamos en lo que queremos cambiar”.

“Me lo robaron”

En relación a la retención de su pasaporte este jueves cuando se disponía a viajar a Estados Unidos, donde mantendría una reunión con el salto Comisionado de las Naciones Unidos, Capriles señaló que “me robaron el pasaporte. Me lo anularon. Es una prohibición de salida del país”.

Asegura que esta retención de su pasaporte, “es dirigida por quien se presentó como director de seguridad del aeropuerto, Enripsens Herrera Riso”.

Esta persona, presidió una empresa que recibió 26 millones para construir un paseo llamado Los Centauros. También estuvo en Fontur aunque no se tiene claro en cuál cargo.

Pero quizás, lo que más le llama la atención del gobernador es que fue director de administración de la gobernación de Miranda cuando Diosdado Cabello fue gobernador.

Por otro lado, Capriles informó que encargó a una persona para que presentara el informe sobre violaciones a los derechos humanos ante el Alto Comisionado y aclaró que las denuncias internacionales continuarán.

Foto Archivo ENPaís