27 diciembre, 2016 \

Comparte este artículo en tus redes sociales:


thumbnail

C

Conocida por su papel como la Princesa Leia en la saga fílmica de Star Wars, Carrie Fisher falleció este martes 27 de diciembre tras un paro cardíaco en un avión.

El ataque tuvo lugar luego de que el pasado 23 de diciembre pasara por un primer episodio en su viaje a Los Ángeles, en el que pudo ser atendida de inmediato por el personal del avión, a diferencia de este, en el recibió maniobras de resucitación por los paramédicos al aterrizar, posteriormente la trasladaron al Centro Médico de la universidad de California en Los Ángeles.

Fisher, de 60 años, ya se encontraba en estado crítico cuando llegó al centro de salud. Por otra parte, la agencia AP anunció, por la tarde, que la actriz estaba estable, sin embargo, Variety aclaró la información con su hermano, Todd Fisher, que la situación aún era crítica.

A inicios de los años 80 se le diagnosticó desorden bipolar, duros años de adicción a las drogas y el alcohol para “la princesa”, además de la presión del trabajo.

Se le vio por última vez en pantalla para el reboot de la saga Star Wars, El despertar de La Fuerza, lanzada en el 2015, retorno que fue celebrado por millones de fans alrededor del mundo.

Imagen destacada: upsocl.com