20 Abril, 2017 \

Comparte este artículo en tus redes sociales:


thumbnail

E

La estrategia de recortar la producción de petróleo del cartel petrolero, no estaría funcionando, ya que EEUU sigue aumentando su producción.

 Los vehículos que quedan en Venezuela, son los que están rodando y los que están parados por falta de repuestos. La venta de carros se ha desplomado prácticamente en su totalidad, luego que se vendieran apenas 293 carros nuevos el mes pasado, sumando camiones y buses. Luego que en 2007, se llegara a vender 52.658 vehículos en un año. El desplome es de -99,4%, contra el año pasado.

El desplome tiene que ver con los altísimos precios de los carros, en dólares, inalcanzable para cualquier presupuesto de cualquier trabajador indistinto de su nivel en el país. Los carros más económicos se venden con 14 mil dólares y se debe agregar 10 millones de bolívares para gastos de trámites, por lo que la industria automotriz venezolana, se suma al colapso general de la economía de todos los sectores que uno a uno se están paralizando irremediablemente, por la falta de divisas y las políticas económicas de la administración Maduro.

El sector automotriz sufre también una fuerte escasez de partes y piezas para todo tipo de vehículo que está afectando a todos los sectores. Alcaldías del interior de los estados tienen las flotas de camiones recolectores de basura paralizadas casi en su totalidad por no tener repuestos para que funcionen. Las ventas de repuestos en “chiveras” o chatarreras, se están agotando también, según datos recopilados por Bloomberg.

El pasado miércoles, la planta de General Motors fue embargada por un tribunal, por lo que la empresa pidió a sus trabajadores no asistir a sus puestos de trabajo, lo que suma parálisis en el sector.

Foto Archivo ENPaís.