8 Diciembre, 2016 \

Comparte este artículo en tus redes sociales:


thumbnail

I

El Gobierno de Cuba informó que están en la disposición de normalizar las relaciones diplomáticas con Estados Unidos (EE.UU) cuando el presidente electo, Donald Trump, asuma la presidencia norteamericana.

La directora para EE.UU de la Cancillería cubana, Josefina Vidal, aseguró que esperan avanzar en “la construcción de una relación distinta, civilizada y respetuosa” con Trump, pero “sin concesiones” y considera que esto será “la clave del éxito” para lograr resultados de este proceso.

Vidal manifestó que el presidente electo debe tener en cuenta los resultados alcanzados en los últimos dos años cuando se iniciaron las conversaciones entre La Habana y Washington.

En este sentido, señaló el proceso de acercamiento entre ambas naciones cuenta con el apoyo de “la población cubana y los estadounidenses, incluyendo la mayoría de los residentes cubanos en ese país”, pese a las continuas protestas contra el Gobierno de Barack Obama y las trabas del Congreso norteamericano, controlado por los Republicanos, para evitar el deshielo total de la diplomacia.

Las declaraciones fueron ofrecidas por la funcionarias después de la quinta reunión de la comisión bilateral entre EE.UU y Cuba que le hace seguimiento a los acuerdos para normalizar las relaciones diplomáticas y que fue la última de la gestión de Obama.

La próxima reunión será llevaba a cabo por el equipo que nombre Donald Trump una vez que asuma la presidencia de Estados Unidos el próximo 20 de enero de 2017, pero los actuales negociadores acordaron adelantar las conversaciones para cerrar los acuerdos en área de mutuo interés.

Las relaciones entre Trump y Cuba podrían empeorar cuando asuma la presidencia, debido a que durante su campaña prometió a los residentes cubanos que exigirá más a al Gobierno de La Habana para normalizar las relaciones.

Foto cortesía: Getty Images