10 enero, 2017 \

Comparte este artículo en tus redes sociales:


thumbnail

P

Este martes, el vicepresidente Tareck El Aissami anunció que el primer mandatario, Nicolás Maduro, destituyó y ordenó la detención del presidente de Petroquímica de Venezuela S.A. (Pequiven), Juancarlo Depablos Contreras, por presuntas irregularidades en el manejo de la industria.

Maduro había anticipado el pasado lunes las medidas contra el funcionario, quien será sustituido por el mayor Rubén Ávila Ávila y la esposa del ahora ministro de Educación, Elías Jaua, Natasha Castillo González, quien hasta la fecha se desempeñaba como Vicepresidenta de la estatal.

Ávila es un militar de principios comunistas que resultó muy cercano al fallecido presidente Hugo Chávez, a quien conoció en la intentona de febrero de 1992. Mientras, Castillo ha recorrido distintas juntas directivas del Gobierno, como la empresa Cementos de Venezuela, la Fundación Musical Simón Bolívar y la Fundación Cultural de Miranda, empresa filial de la Corporación de Desarrollo de la Cuenca del Río Tuy “Francisco De Miranda” (Corpomiranda).