20 marzo, 2017 \

Comparte este artículo en tus redes sociales:


thumbnail

I

El director del FBI, James Comey, aseguró este lunes que no hay evidencia de espionaje al ahora presidente de los Estados Unidos (EE.UU), Donald Trump, por parte del exmandatario Barack Obama y aseguró que “ningún presidente puede ordenar espionaje telefónico”.

Comey compareció hoy ante el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes junto al director de la Agencia Nacional de Seguridad, Michael. S Rogers, para ser cuestionados acerca de si existen pruebas de las supuestas escuchas a Trump.

Ambos funcionarios aseguraron que no hay pruebas de la acusación hecha por el Presidente de EE.UU en su cuenta de Twitter, pero si informaron que el FBI investiga la denuncia, así como los supuestos vínculos del equipo de Trump con miembros del Gobierno de Rusia.

De esta manera queda desmentido el mandatario estadounidense y deja en vilo a los funcionarios de su Gabinete, debido a que Comey aseguró que se encuentran concentrados en este tema, pero se negó a comentar al respecto.

Ante esto, el presidente estadounidense escribió en su cuenta de Twitter que la historia de Rusia y su gabinete es una invención del Partido Demócrata.

Foto cortesía: AP