27 Febrero, 2017 \

Comparte este artículo en tus redes sociales:


thumbnail

E

Luego de más de 15 años con el control de cambios aplicado en Venezuela, un sector empresarial vaticina que este podría llegar a su fin intempestivamente, luego que no haya producido beneficios en la economía, o no se haya cumplido el objetivo para el que fue creado, que era el de evitar la fuga masiva de divisas.

Específicamente, Germán Toro, presidente de la Cámara Venezolano Americana de Comercio e Industria (Venancham) en un evento de perspectivas económica, dijo a la prensa que la razón es que aparte de la escasez de bienes y servicios, así como de divisas para importaciones, las empresas tienen que enfrentar otro fenómeno que es la caída del consumo por el alza de los precios que se registra prácticamente a diario.

Toro dijo que el control cambiario podría tener ya fecha de vencimiento o acercándose a la misma, “tiene 15 años y no ha rendido sus frutos”. Señaló que ante la nueva adversidad que es la elevada inflación, las compañías tienen que replantearse ante tal situación, ya que los consumidores no pueden costear los nuevos precios de todos los bienes generales que se consumen en el país. Añadió que el venezolano está priorizando entre alimentos y medicinas, por lo que el resto de bienes no se están vendiendo prácticamente.

Sobre el futuro, dijo que el gobierno seguirá aumentando los salarios y el bono alimenticio, pero recalcó que la actual incertidumbre no es posible emitir proyecciones fiables, “toca abrir la creatividad, al abanico de posibilidades de escenarios que se pueden presentar y estar preparados para todos, lo que vaya a ocurrir no puede tomar a nadie por sorpresa”, señaló.

Foto Archivo ENPaís