12 Mayo, 2017 \

Comparte este artículo en tus redes sociales:


thumbnail

P

El pasado 10 de mayo fue detenido en las cercanías de Parque Caracas, La Candelaria, el director de redes sociales de El Nuevo País y Zeta, Sergio Contreras, por efectivos de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) durante una manifestación pacífica que se realizada en la zona.

Desde el momento de su detención se desconocía su paradero hasta ayer en la tarde, cuando su esposa, Mariana Barrios, junto a su abogada pudieron conocer que estaba detenido en la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) en Caracas, después de recorrer varias sedes de organismos de seguridad en Caracas.

Mariana Barrios afirmó que no entienden porque está detenido en este lugar, cuando fue “detenido arbitrariamente” y agredido por los funcionarios policiales cuando Contreras pedía con un megáfono a la PNB que no lanzara lacrimógenas contra una manifestación pacífica en la que estaban niños y ancianos.

En este sentido, indicó que “no sabemos absolutamente nada de su condición física o su salud, no nos han dado ningún tipo de información”, pero esperan que este viernes sea la audiencia de presentación de Contreras, debido a que se cumplen 48 horas desde que fue privado de libertad.

“Esperamos que el resultado de esa audiencia sea lo justo, que le den su libertad plena, porque es un hombre que no ha cometido delito alguno”, afirmó su esposa.

Síndrome convulsivo y bajas de tensión

La esposa del detenido director de redes sociales de El Nuevo País y Zeta informó que Sergio Contreras padece de síndrome convulsivo, crisis parcial compleja, desde los 18 años, “lo cual ocasiona que él convulsione si no se toma el medicamento”.

En este sentido, explicó que Contreras debe tomar una pastilla diaria para evitar las convulsiones y que al momento de su detención se le pudo hacer entrega de una tableta de pastillas. Sin embargo, Barrios indicó que a pesar de esto entregaron una tableta en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) cuando intentaban ubicar donde estaba detenido y otra en el DGCIM.

Barrios señaló que las pastillas se las entregó a un funcionario de la DGCIM, quien le aseguró que se las iba a entregar, “pero no me consta y espero que de verdad se las hayan entregado”, precisó.

Por otra parte, el director de redes sociales también padece de fuertes y frecuentes bajas de tensión que provocan que pierda el conocimiento, después que se le realizara un bypass gástrico hace seis años.

Con respecto a esto, su esposa afirmó que “él tiene que comer cada cierto tiempo y tiene que garantizarsele que coma una porción de dulce al día”, por lo que aseguró que la condición de salud de su esposo es “delicada para estar recluido en un sitio como ese”.

Foto cortesía: @SContrerasB