11 enero, 2017 \

Comparte este artículo en tus redes sociales:


thumbnail

S

El niño Ángel Mateo Alcalá, de dos años de edad, falleció la noche del martes en el Hospital de Niños Elías Toro de Catia, Caracas, luego de ser baleado el pasado mes de diciembre mientras circulaba por una alcabala falsa de Tacarigua-Mamporal, en el estado Miranda.

El 25 de diciembre, el infante regresaba con sus padres de celebrar la Navidad cuando unos delincuentes formaron una alcabala falsa en la referida vía para robar el vehículo. Al frenar de repente, los antisociales accionaron sus armas contra la familia e hirieron cuatro veces al menor en el abdomen. Su madre también resultó lesionada tras recibir tres impactos de bala.

Fue trasladado hasta el Pronto Socorro de Higuerote, donde no pudo ser atendido por la falta de insumos, de allí fue llevado al Domingo Luciani, luego Clínico Universitario y el Pérez Carreño. Por último, fue atendido en el Hospital Pediátrico Elías Toro de Catia, donde falleció posterior a dos semanas de internado.