26 diciembre, 2016 \

Comparte este artículo en tus redes sociales:


thumbnail

D

El exvoleibolista Francisco Soteldo, quien fue diagnosticado con leucemia linfoide aguda, una enfermedad degenerativa que ataca el sistema inmunológico, consiguió las divisas para ser trasplantado de médula ósea en Milan, Italia, luego de presión a través de las redes sociales hacia el Gobierno Nacional.

“La presión que se hizo de todos lados, entre todos ayudaron para que el presidente de Cencoex hiciera que el trámite saliera aprobado. Aún falta que liquiden pero ya están aprobadas“, expresó el deportista, que se encuentra en un centro clínico de Milan, a través de un comunicado enviado al portal web Voleo Perfecto.

A continuación el texto íntegro:

Las divisas fueron aprobadas, el 24 de Diciembre por la noche pudimos ver como el estatus de la solicitud de Cencoex cambio de negada a aprobada.

Honestamente fue un regalo de Navidad que me trajeron todas esas personas que me estuvieron apoyando y haciendo lo posible para que se cumpliera el objetivo, por eso quiero agradecer a quienes conozco y desconozco pero que pusieron su granito de arena en un momento de tanta incertidumbre.

Ahora sólo falta que las divisas sean liquidadas al hospital y ya en los próximos días con el favor de Dios podré realizar mi trasplante de médula.

Mil gracias a mi esposa y familia, y a la familia que me adoptó en Milán. 

Mil gracias a todos mis amigos y periodistas que hicieron eco de mi condición y ayudaron a que mi voz llegará a oídos del presidente y su gente.

Mil gracias a Banco Central de Venezuela  y a Gregory Jhon que desde el principio de mi enfermedad estuvieron apoyándome.

Mil gracias a Pedro Infante y el Ministerio del Deporte por siempre estar pendientes de mí, así como a Eduardo Álvarez.

Gracias a toda la familia del voleibol incluyendo a su Federación por no dejarme sólo, sé que la aprobación de divisas es un derecho de cada venezolano pero agradezco la atención  que me dieron las autoridades en todo momento.

Gracias al doctor Marco Distefano y a sus ángeles, y gracias a Héctor Mena por ser siempre portavoz de mis necesidades en este camino.

Aún falta por hacer, seguimos en la lucha y con mucha fe afrontaré la responsabilidad de seguir adelante para tener mi alta médica lo más pronto posible.

Imagen destacada: Aragua Voleibol Club