16 Mayo, 2017 \

Comparte este artículo en tus redes sociales:


thumbnail

D

El jinete Edgar “Tendón” Pérez descollando en Chicago

 

Durante el recién pasado fin de semana, ciclo por lo regular el de mayor ajetreo competitivo, los jinetes y entrenadores venezolanos respondieron arrolladoramente al conducir y presentar a la victoria al menos a 15 ejemplares de fina sangre en los diversos escenarios hípicos de Estados Unidos, cuantificando en lo que va del presente año unos 250 laureles, cifra sin precedentes para los nativos que trabajan en los exigentes escenarios norteamericanos.

Esas fructíferas tendencias vienen surtiendo sus efectos de forma importante cuando en menos de cinco meses, en conjunto, esos profesionales, no solo destacan en pruebas comunes sino que también privilegian en confrontaciones selectivas y clásicas.

Las reseñas difundidas por los diversos medios especializados en las localidades de la hípica estadounidense en las cuales actúan, indican que los jockeys nativos arrasan en las jornadas de carreras, sobre todo los fines de semanas.

La relación a ese respecto, indica que el jinete Edgar “Tendón” Pérez, redondeó una actividad provechosa al conducir al éxito a tres ejemplares en el hipódromo de Arlington Park, establecido en las adyacencia de la zona central de Chicago, en donde viene ejecutando campaña.

Entretanto, en el hipódromo de Belmont Park,  Javier José Castellano, impuso al ejemplar Timeline, en el escenario neoyorquino en la disputa del Peter Pan Stake.

En el informe también resalta las actuaciones de Emisael Jaramillo y Marcos Meneses. Ambos jinetes venezolanos condujeron triunfalmente por su lado a par de ejemplares en el hipódromo de Gulfstream Park.

En la lista de jockeys exitosos también figuraron Mychel Sánchez, Carlos Luis Márquez, Charles Olivero, Sonny León, quienes descollaron con una victoria cada uno, en ese mismo escenario.

Mientras que los entrenadores Víctor Barboza, hijo y Oscar Manuel González, figuraron en la lista de profesionales ganadores, así como un propietario representativo de los colores del stud Rontos Racing Stable, en el óvalo de Gulfstream Park.