13 Abril, 2017 \

Comparte este artículo en tus redes sociales:


thumbnail

P

Parecía que este jueves Santo, las manifestaciones convocadas por la oposición terminarían de una manera distinta a las cinco anteriores. Sin embargo, no fue así… A medias.

Y es que, para esta sexta jornada de protestas, la oposición convocó a movilizaciones en los 335 municipios del país. Movilizaciones cuyo fin era recorrer dichos espacios.

En el caso de Caracas, las movilizaciones se distribuyeron una en el este y otra en el oeste. La del este salió de la avenida Rómulo Gallegos a la altura de El Márquez, municipio Sucre del estado Miranda, mientras que la del oeste, partió desde Montalbán, municipio Libertador.

Al punto ubicado en la Rómulo Gallegos, llegó el presidente tanto el presidente como el expresidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges y Henry Ramos Allup, respectivamente.

Allí, Borges señaló que, “vamos a seguir adelante por la libertad de nuestro país. En Venezuela se dio una ruptura que solo con elecciones se puede recobrar. Una Venezuela que pueda comer y vivir”, sostuvo.

Como ya es habitual en sus discursos, Borges se dirigió a la Fuerza Armada Nacional haciéndole un llamado en función de lo que significa “disolver grupos paramilitares. La cifra de muertos se ubica en 7 personas por la violencia de un gobierno que niega la Constitución, principalmente estos grupos paramilitares que van contra la esencia de las Fuerzas Armadas. No puede permitirse la existencia de grupos armados civiles”, manifestó al tiempo que volvió a reiterar el llamado a que se conviertan en “parte de la solución”.

Pese a la lluvia que cayó durante toda la mañana, los manifestantes realizaron el recorrido sin contratiempos ni hechos que lamentar hasta llegar a Parque Cristal, límite entre los municipios Sucre y Chacao.

Entonaron el himno nacional, acto que sirvió para que los dirigentes dieran por concluida la jornada e invitaran a la movilización del próximo 19 de abril.

Pero culminar la protesta no estaba en los planes de los manifestantes quienes, en su mayoría, siguieron caminando hasta Altamira para intentar tomar la autopista Francisco Fajardo.

La supuesta presencia de efectivos de la Guardia Nacional, hizo que modificaran la ruta y continuaron por Bello Campo para bajar a esta arteria vial a la cual llegaron sin contratiempos.

Mientras trataban de convencer al resto para que se les unieran y al ver que no aparecían cuerpos de seguridad, los manifestantes recorrieron la autopista hasta la altura de Chacaíto donde un piquete de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) los esperaba.

Esta vez, la actitud de la mayoría de los manifestantes era otra.

No llegaron confrontándolos con piedras, aunque muchos llevaban la cara cubierta, había mucha gente mayor con banderas en mano y entonando “¡Libertad!”. Alzaban sus manos de frente al piquete y decían que no querían violencia.

Como en todo, había un grupo que no estaba de acuerdo y lanzo varias bombas de fabricación casera llamadas molotov, lo cual, obtuvo una respuesta de rechazo por parte del resto de manifestantes y también de la PNB que, inmediatamente comenzó a accionar las bombas lacrimógenas.

Mientras la PNB avanzaba por la parte de abajo de la autopista, la Guardia Nacional aparecía por el piso superior, así fueron replegando a los manifestantes hasta Las Mercedes, donde culminó la protesta.

Mientras, hacia el oeste, la movilización termino sin contratiempos en la Iglesia de San Pedro.

Se espera que este viernes, la Mesa de la Unidad Democrática ofrezca detalles sobre la movilización que esperan realizar este 19 de abril y que, al parecer, será nacional.

Los diputados Julio Borges y Miguel Pizarro restaron importancia a las declaraciones del también diputados por el PSUV, Diosdado Cabello quien aseguró que “el chavismo saldrá de diversos puntos y permanecerán en la calle hasta acabar con la contrarrevolución”.

Bajo ese escenario, las expectativas para ese día aumentan si se toma en cuenta lo ocurrido en estas jornadas previas.

Foto: Blas Santander