13 febrero, 2017 \

Comparte este artículo en tus redes sociales:


thumbnail

C

En el selfie de Pierpaolo Piccioli, director creativo de la firma Valentino, la desbordante actriz italiana, Mónica Bellucci, embutida en un strapless rojo (por supuesto, de Valentino) y el diseñador italiano productor de La Traviatta de houte coture, la noche del estreno en Valencia, España.

La Traviatta de rojo Valentino

Violeta Válery, se escribe con V de Valentino, la más famosa V del fashion que puso a soñar al diseñador Valentino Clemente Ludovico Garavani con vestir a la más reputada de las cortesanas de todos los tiempos, la irrepetible ¨musa¨ del compositor italiano Giuseppe Verdi, creador de la ópera más representada en el repertorio lírico: La Traviatta. Así, la noche del estreno en el teatro Palau de les Arts, Valencia, España, ante la expectativa creada por el acontecimiento del año, Violeta (Marina Rebeka) salió al escenario vestida en los tres actos con cuatro creaciones que Valentino diseñó especialmente para el rol de Violeta. Es que Valentino, aunque pasó a retiro voluntario en sus quehaceres cotidianos frente a su afamado taller de houte coture, desde hace un tiempo dedica su tiempo libre a actividades más elevadas, como el bel canto. En su nuevo rol musical como productor y director de su versión de La Traviatta, Valentino vino dispuesto a deslumbrar con un empaque de lujo: 1.8 millones de dólares costó la inversión para poner en escena la versión del modisto italiano. Todo un éxito, porque La Traviatta del modisto agotó su boletería desde tres meses antes de que subiera el telón y  Violeta dejara boquiabiertos a los espectadores con su lujosa percha. ¡Como corresponde a una cortesana de tan alto calibre!  Es que Violeta no puede ir vestida con un impermeable plástico, fue la respuesta del diseñador de 84 años para justificar su incursión en los escenarios del bel canto. Esta versión de la ópera verdiana, que según Valentino está pegada al clásico, fiel al libreto y a la época, ya fue estrenada en Roma el mes de mayo del 2016, con tal éxito que de todas las casas de óperas del mundo le llueven invitaciones. Su próxima subida al escenario será en el Teatro Ópera de Buenos Aires, Argentina, ciudad a donde ha sido invitado, según ha dicho. Al debut operístico de Valentino se suma el de la cineasta Sofía Coppola, como directora de escena, Plácido Domingo, como barítono (ni la voz ni la edad le permiten interpretar el rol de tenor de Alfredo), en el papel de Giorgio Germont, el desgraciado padre de Alfredo que pierde la cabeza por la bella cortesana Violeta Válery.

UNDERCOVER EN MADRID

El artista plástico chino Liu Bolin, cuyas fotografías se caracterizan por mimetizarlo a él con el medio que lo rodea, presenta su primera perfomance UNDERCOVER, en la Galería Odalys, Calle Orfila, Madrid. Componen la muestra 17 de sus piezas fundamentales. En la obra de este reconocido artista, figura y fondo se diluyen para dejar ver la presencia humana de forma imperceptible, técnica que le ha valido el apodo de El hombre invisible por su serie de fotográfica Escondido en la Ciudad, en la que el artista se mimetiza en escenarios urbanos, significando que el hombre ya no es factor determinante en su entorno, su existencia no es sino la de un simple testigo, mudo ante sucesos inevitables. Liu Bolin vino a Venezuela en el 2013, su visita estuvo relacionada con el proyecto The Mask . En aquélla oportunidad, Liu no se camufló dentro del paisaje, como suele, sino que utilizó su técnica para ocultar otros personajes – a Lorenzo Mendoza lo camufló en una bolsa de Harina Pan.  Burning Man Obama, es el nombre de la escultura que Liu Bolin  realizó al entonces  Presidente de Estados Unidos, con motivo de la visita de éste a China. Quienes estén en Madrid podrán admirar su interesante obra que se expone hasta el 17 de abril en la Galería Odalys….

LA FAMILIA IMPERIAL

La bellísima primera dama de los Estados Unidos, Melania Trump, adicta a las redes sociales, cuelga en su cuenta Instagram fotos en familia hasta ahora no vistas. En este retrato familiar no muy reciente, aparecen Trump, Melania y Barron posando en su jaula de oro de la  Trump Tower, New York City, residencia permanente de Melania hasta que su hijo Barron termine el año escolar. Con pose de modelo de alta pasarela, que lo es, Melania domina la escena, viste una vaporosa túnica rosada con corte sobre la rodilla que le permite mostrar para la posteridad una de sus estilizadas y bien torneadas piernas. Melania está colocada a un paso detrás de su marido, quien aparece en la foto relajado, sonriente y satisfecho, sentado en una silla dorada a lo Luis XV, tapizada en damasco dorado. La alfombra también es dorada, como todo lo que brilla en ese hogar que parece tocar el cielo, es de oro. Oro parece.  A la derecha de sus padres, el pequeño Barron  cabalga sobre el rey de la selva, el Rey León, con su inconfundible melena dorada que parece camuflarse con el dorado de la alfombra. A los pies de Trumpcito, sus juguetes: dos limusines y un Ferrari. Like a pictures!