17 febrero, 2017 \

Comparte este artículo en tus redes sociales:


thumbnail

I

La recesión económica de dos años en Ecuador, luego de que experimentara una caída fuerte de 3% en el PIB, en el primer semestre del año pasado, obligará a un nuevo gobierno a aplicar medidas restrictivas y recorte de gasto público, al menos así lo señala el economista Acosta Burneo, al referirse que el gobierno ecuatoriano no podrá seguir realizando el gasto que ejecutaba.

Según Burneo, debe aplicarse un recorte de al menos 5 mil millones de dólares para el nuevo período presidencial, en el que no estará el actual presidente Rafael Correa, que luego de realizar gastos grandes, como el de la autopista al norte de Quito, que comunica con el aeropuerto Marioscal Sucre, por un monto de unos 200 millones de dólares, no podrá sostenerlos luego de la caída abrupta de los precios del petróleo desde 2014.

El gobierno de Ecuador ha estado endeudándose para mantener el gasto público, el año pasado tuvo egresos de 24 mil millones de dólares y sólo entró por vía petrolera al país, 17 mil millones de dólares, da cuenta un reporte de El País de España que analiza el nuevo entramado político y económico una vez se realicen las elecciones presidenciales.

Para Ecuador se espera para el próximo período presidencial, alza de impuestos y más deuda, además tendrá que acudir al Fondo Monetario Internacional (FMI). Uno de los candidatos, el opositor Guillermo Lasso, buscará reducir el tamaño del Estado y buscar financiamiento, además de dejar la construcción de la infraestructura al sector privado.

Foto: Elciudadano.gob.ec