28 septiembre, 2016 \

Comparte este artículo en tus redes sociales:


thumbnail

I

El presidente de Estados Unidos (EE.UU), Barack Obama, a través de un comunicado, nominó a Jeffrey DeLaurentis para convertirse en el primer embajador estadounidense en Cuba en más de medio siglo.

Explicó que escoger a un embajador requiere de sentido común para lograr con él una relación productiva y normal entre ambas naciones.

El Senado estadounidense es el encargado de confirmar o bloquear el proceso sobre cualquier embajador que proponga el presidente. Algunos senadores no se han tardado en manifestarse en contra de la decisión de Obama, entre ellos están Ted Cruz y Marco Rubio, ambos republicanos y críticos al acercamiento a La Habana, capital de Cuba.

Por su parte, el presidente del centro de pensamiento Diálogo Interamericano, Michael Shifter, consideró que se trata de una jugada “inteligente” por parte de la Casa Blanca.

“Los republicanos intentarán bloquear el nombramiento y probablemente lo conseguirán, pero tienen una visión minoritaria, incluso entre los republicanos y los cubanoamericanos, podría perjudicarlos en noviembre”, finalizó Shifter.

Créditos de la fotografía: elnacional.com