20 Abril, 2017 \

Comparte este artículo en tus redes sociales:


thumbnail

P

Este jueves se llevó a cabo la octava protesta organizada por la oposición. Séptima que pretendía llegar a la Defensoría del Pueblo y 20 días de distintos tipos de protestas y actividades opositoras. 

Sin embargo, parece que la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) no está dispuesta a ceder en sus demandadas, las cuales consisten en el respeto a la Asamblea, la liberación de presos políticos, el canal humanitario y un cronograma electoral. Cuatro puntos al que se le agrega la destitución de los siete Magistrados de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). 

Es por esto que, pese a los más de 200 heridos y casi 30 detenidos, cifras que maneja la oposición de la jornada de este jueves, anunciaron sus próximas acciones. 

El primer vicepresidente del Parlamento, Freddy Guevara, informó que para este viernes, los opositores “se organicen en sus urbanizaciones y protesten”. 

El sábado, se hará una marcha que calificaron “marcha del Silencio” para rendir tributo a “todos los caídos por la violencia” y que llegará hasta la Conferencia Episcopal en Montalbán , en Caracas. 

Mientras, el lunes, Guevara llamo a un “plantón” que consistirá en manifestar en las autopistas para dirigirse hacia el oeste. “En solidaridad con nuestros compañeros del oeste que no los han dejado manifestar. Tenemos derecho a protestar”, señaló Guevara al tiempo que insistió en que eso de que “el que se cansa pierde, no es un eslogan sino una convicción”. 

Guevara pidió a los cuerpos de seguridad que “reflexionen. Aún están a tiempo de no ser llevados a La Haya”. 

Mientras desmentía posibles acercamientos con el gobierno, rechaza que se involucrará a María Corina Machado y a Vente Venezuela con el asesinato de Paola Rodriguez este miércoles en Tachira. 

Por su parte, la diputada Marialbert Barrios sostuvo que la violencia está del lado del Gobierno “y ha quedado demostrado”. 

Violencia “al desnudo”

Para este jueves, los dirigentes opositores esperaban concentrarse en los mismos 26 puntos del día anterior. 

Sin embargo, los puntos del oeste, específicamente, el Paraíso y Montalban amanecieron militarizados con funcionarios a pie, en puntos de control, con ballenas, tácticos y hasta con el COmando Nacional Antisecuestro (CONAS) nuevamente en la calles de la zona y en distintos puntos de la autopista Francisco Fajardo. 

Esto no impidió que, aunque pasadas las 10:00am,hora de la convocatoria, los opositores comenzarán a congregarse. 

La estrategia de los cuerpos de seguridad cambio. En estos puntos del Paraíso, la O’Higgins, Santa Mónica, La Candelaria, la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y la Guardia Nacional (GN) no permitieron que se concentrarán si quiera. Apenas veían a un grupo de más de 20 personas, los dispersaban con bombas lacrimógenas. 

En Santa Mónica, el grupo de opositores fue dispersado cuando apenas se concentraban. Aún así se replegaron hacia las calles paralelas y se reorganizaron. 

Llegó uno de los tácticos de la GN y se les paro de frente, a unos cuantos metros. 

Los manifestantes levantaron las manos, cantaron el himno nacional, rezaron un Padre Nuestro e inmediatamente el táctico les lanzó lacrimógenas. 

Casi paralelamente ocurría lo mismo en el oeste. 

Aquellos que salieron del este y pudieron llegar a la autopista Francisco Fajardo no tuvieron una suerte distinta. 

A la altura de Las Mercedes, se dio un duro enfrentamiento que replegó a cientos de manifestantes hacía Las Mercedes y Altamira. 

Pero hoy tuvo una nota distinta. Una nota que llama a la reflexión. 

Un joven decidió desnudarse por completo y con una Biblia, caminar hasta el piquete de la PNB. 

El joven, quien se negó a dar su nombre, pedía que parara la violencia y la represión. Alegaba que “todos somos hermanos”. 

La respuesta de los cuerpos de seguridad fue lanzarle lacrimógenas y perdigones. 

El joven seguía incólume. Alzaba su Biblia y hasta se montó en una de las tanquetas. Más lacrimógenas. 

A medida que los cuerpos de seguridad avanzaban y replegaban a los manifestantes, el joven insistía  “Ya por favor. No más”. 

“Deja el show”, le respondían funcionarios de la GN que lo grababan a él y a los medios presentes. 

Ese joven, objeto de burlas de algunos, no logró frenar la actuación de los cuerpos de seguridad pero si dejo una reflexión del país que se está “viviendo”. 

Mientras, en El Rosal, la Francisco de Miranda y Altamira también se  reprimían a manifestantes. 

Más de 20 estaciones de metro cerradas aún y cuando a las 6:00am, el metro anunciaba que estaba 100 % operativo, varios accesos peatonales y vehiculares cerrados por la PNB y la GN desde Chacaito hasta Plaza Venezuela, completaron la jornada. 

Fueron cerca de seis horas donde hubo enfrentamientos con los cuerpos de seguridad en distintas zonas de la ciudad. En varias, se prologaron hasta entrada la noche. 

Foto cortesía Unión Radio.