17 Febrero, 2017 \

Comparte este artículo en tus redes sociales:


thumbnail

I

El papa Francisco puntualizó este viernes que la falta de diálogo o las subidas de tono en la sociedad o política son el germen de la violencia mundial.

Durante su ponencia manifestó que en la sociedad se han levantado los tonos, además de existir una violencia verbal a la hora de expresarse.

“Vemos en los periódicos cómo uno insulta a otro y el otro le responde insultando”, precisó al poner como ejemplo los debates políticos.

Precisó que el diálogo acerca los corazones. “Dialogando se crea la amistad, la amistad social, y para dialogar hay que escuchar”, sumó.

En este contexto, instó a bajar los tonos, hablar menos y a escuchar más. “Las guerras no empiezan fuera, empiezan en nuestro corazón. Cuando no soy capaz de abrirme a los demás, de respetar a los otros, de hablar con el prójimo, allí empieza la guerra”, finalizó.

Créditos de la fotografía: EFE