20 marzo, 2017 \

Comparte este artículo en tus redes sociales:


thumbnail

I

El papa Francisco, durante su visita a Ruanda, recordó al genocidio que dejó a más de 800.000 muertos en ese país en 1994, e imploró el perdón de Dios por los pecados y faltas de la Iglesia y sus miembros.

El sumo pontífice mantuvo una reunión, de 20 minutos aproximadamente, con el presidente de Ruanda, Paul Kagame.

“Manifiesto el profundo dolor de la Santa Sede y de toda la Iglesia por el genocidio contra los tutsis y expreso solidaridad a las víctimas y a todos los que padecieron por esos trágicos eventos”, manifestó ante el jefe de Estado.

Cabe destacar que la Iglesia católica de Ruanda, en una carta firmada por nueve obispos del país, pidió perdón nuevamente en nombre de todos los católicos que participaron en el genocidio.

Créditos de la fotografía: AFP