17 Abril, 2017 \

Comparte este artículo en tus redes sociales:


thumbnail

P

Este lunes, luego de ser diferida el sábado, se efectuó la audiencia de presentación de los hermanos José y Alejandro Sánchez, secretarios juveniles del partido Primero Justicia (PJ).

El Tribunal Décimo de Control, a cargo de la juez Josephine Flores, dictó privativa de libertad para ambos jóvenes, previa solicitud del Fiscal 106 del Área Metropolitana de Caracas.

A los hermanos Sánchez se les imputaron los delitos de agavillamiento e instigación para delinquir. No hubo ningún delito relacionado a terrorismo como sugirió el presidente Nicolás Maduro en su alocución este domingo en la noche.

Aún y cuando la defensa de los “morochos” como se les conoce, argumentó que a los Sánchez se les violó la presunción de inocencia al ser señalados por el Jefe de Estado en cadena nacional, la juez desestimó los alegatos.

Ante las denuncias de torturas, la Fiscalía sostuvo que, como la defensa no presentó un escrito, no la “tomaba en cuenta”. Sin embargo, solicitó a la juez que se instruyera a Derechos Fundamentales del Ministerio Público para que investigara las denuncias a lo que la Juez respondió, “hágalo usted”.

Vale acotar que Alejandro Sánchez dio cuenta de cómo estuvo esposado a un tubo durante horas.

La Defensa también alegó que los jóvenes estuvieron incomunicados durante 72 horas violándoseles su derecho pero la Fiscalía argumentó lo mismo: que la defensa no había presentado pruebas.

Cabe destacar que, aunque el CICPC practicó un allanamiento en el hogar de los jóvenes el viernes, éste no aparece en las actas.

Los jóvenes también denunciaron que el Sebin les quitó las chaquetas que cargaban las impregnaron en gasolina.

Tanto la Juez como los fiscales se desmarcaron del video presentado la noche de este domingo por el presidente Maduro.

Los jóvenes, aunque bien físicamente, mostraron síntomas de shock postraumático. Aunque lloraron, señalaron que “si por querer una mejor Venezuela tenemos que estar presos, bien vale la pena”. La Juez asignó como sitio de reclusión el penal de Tocorón.

Los hermanos Sánchez fueron detenidos el pasado jueves 13 de abril, tras culminar una movilización organizada por la oposición en Montalbán, Caracas.

Los jóvenes fueron señalados por un joven, Guido Rodríguez, de haberle pagado 300 mil bolívares para atacar la sede de la División Ejecutiva de la Magistratura, el pasado 8 de abril.

Rodríguez fue detenido ese mismo día y presentado como el responsable de esos hechos por el director del Sebin, Gustavo González López.

Posterior a eso, el partido Primero Justicia denunció que los hermanos fueron “torturados” y obligados a grabar un video en el que involucran a los diputados Marialbert Barrios, José Guerra y Tomás Guanipa como los financistas de los hechos violentos ocurridos durante las manifestaciones.

Foto cortesía Efecto Cocuyo.