26 Marzo, 2017 \

Comparte este artículo en tus redes sociales:


thumbnail

C

 Retratos y caricaturas en el Museu Picasso

Retratos, es la temática de la interesante exposición del Museu Picasso de Barcelona que reúne 81 obras de Pablo Picasso entre óleos, dibujos, esculturas, fotografías y grabados provenientes de colecciones públicas y privadas del genial pintor malagueño, la cual se podrá visitar hasta el 25 de junio de este año.

 Magistralmente distribuidas en 7 salas del museo barcelonés, la selección de obras permite al espectador realizar un recorrido a través de la evolución del retrato picassiano, género fundamental en toda su trayectoria artística.

 Esta exposición -exhibida en Londres, entre octubre 2016-febrero de 2017-, ha sido organizada en conjunto con la National Gallery, Londres. En ella se exploran los parámetros establecidos entre el retrato y la caricatura, su visión personal de la tipología física, tanto de personalidad como la relación del artista con sus retratados, en su mayoría, familiares y amigos, compinches de Als Quatre Gats, porque el artista prefería escoger sus personajes para sentirse libre e interpretarlos a su manera: Jean Cocteau, Nusch Eluard, Francoise Gilot, Max Jacobs, Lee Miller, Fernad Olivier, Jaqueline Roque, Olga Khokhlova, Jaime Sabartés (fundador del Museu Picasso), Erick Satie, Igor Stravinsky, Miguel Utrillo y Marie Thrérese Walter, conforman la galería de retratos y caricaturas de la atrayente exposición. Aunque no fueron sino los personajes de los bajos fondos los preferidos por Picasso para contraponer la farsa y la tragedia humana para lograr el efecto subversivo, el artista también realizó algunos encargos. Había que sobrevivir… El célebre retrato de Gertrude Stein (1906), actualmente colgado como legado de la autora de Three Lives en una de las salas del Metropolitan Museum of Art, Nueva York, y que presidía el famoso salón de la señora Stein en París, fue adquirido por ella -como tantas obras, de las más importantes del pintor- fue posado y realizado a solicitud del artista, pero pagado por la modelo.

 Llama la atención la poca mención -casi nula- a la figura de Carles Casagemas, entre los amigos íntimos más queridos e influyentes en la obra de Picasso, también uno de los más retratados por el artista. Fue precisamente Casagemas quien disparó la musa (época) azul en Picasso, cuando el artista entró en depresión tras su suicidio en el parisino restaurante L´Hippodreme.

El Museu Picasso tiene programadas otras actividades en torno a la exposición, tales como Visión Musical de las amistades picassianas, Recitales y Lecturas teatrales, en las que seguramente destacarán la figura de Max Jacob dada la estrecha amistad entre el poeta y mentor de Picasso.

Nota: Agradecemos a la Oficina de Prensa del Museu Picasso habernos facilitado la información requerida, así como bello catálogo de la exposición Picasso. Retratos, sin la cual no hubiera sido posible obtener, en este lado del charco, información de primera mano.

Saqueando el pasado

 Esta fotografía, pescada en internet, muestra a una elegante y orgullosa venezolana ejerciendo por primera vez el derecho al voto, en 1947. Que las mujeres tuviéramos derecho a votar lo aprobó la Constituyente que derogó a la Constitución de 1936, reformada en 1945 por el gobierno de Medina Angarita. Está fue la primera Carta Magna que estableció la elección libre, universal y directa, con derecho al voto de mujeres y analfabetos, con edad de 18 años en adelante. El poeta cumanés y adeco, Andrés Eloy Blanco, presidió aquella Constituyente y la defensa de este derecho negado a la mujer venezolana por más de un siglo.