17 Marzo, 2017 \

Comparte este artículo en tus redes sociales:


thumbnail

I

El presidente de Estados Unidos (EE.UU) presentó ayer su presupuesto para 2018 que comenzará a aplicarse el primero de octubre de este año y en el que aboga por más financiamiento al sector militar y recortes a otros sectores.

“Un presupuesto que pone primero a Estados Unidos debe colocar la seguridad de nuestra gente como la prioridad número uno porque sin seguridad, no puede haber prosperidad”, precisó el mandatario.

Los gastos del Departamento de Defensa aumentaron en 54 mil millones de dólares, entre los que se incluyen 2 mil millones en armas nucleares y 2 millones 800 mil para el Departamento de Seguridad Nacional.

La variación con respecto al año pasado representa un 10% con respecto al Departamento de Defensa, mientras que el de Seguridad fue de 7%, mientras que los más afectados fue el Departamento de Medio Ambiente con -31%.

La Agencia de Protección Ambiental (EPA, por su sigla en inglés) solo recibirá 2 mil 600 millones, cuando el año pasado recibía 5 mil 700 millones y además del recorte de presupuesto se despedirán a unos 3 mil 200 puestos de trabajo.

Otro de los departamentos afectados es el de Educación que tiene una disminución en su presupuesto de 14% y también la NASA recibió un recorte de los fondos.

El director de la Oficina del Presupuesto de Trump, Mick Mulvaney, aseguró que “el presidente dijo que se iba a gastar menos dinero en la gente de fuera y más en la de casa” y que el objetivo de este presupuesto es demostrar que “este es un Gobierno fuerte y poderoso”.

Ahora el presupuesto debe pasar por la aprobación del Congreso de EE.UU, hecho que será sencillo porque los republicanos tienen la mayoría en ambas cámaras del Legislativo estadounidense.

Gráfico preparado por Pictoline acerca del nuevo presupuesto presentado por Donald Trump

Foto cortesía: AP