16 Marzo, 2017 \

Comparte este artículo en tus redes sociales:


thumbnail

D

Esta noche, la selección venezolana de béisbol que participa en el Clásico Mundial se jugará la vida cuando enfrente a República Dominicana en lo que significa el segundo juego de la segunda fase del evento.

Los de Quisqueya, quienes al igual que los venezolanos cayeron en su primer encuentro de esta fase, pondrán en la lomita al diestro de los Marlins, Edinson Vólques,  mientras que el  derecho de los Padres, Jhoulys Chacín, arriba en la gráfica, será el abridor por los dirigidos por Omar Vizquel en este crucial encuentro.

Jhoulys Chacín fue vapuleado por Puerto Rico en el primer juego del Clásico Mundial en Guadalajara (México), tras ingresar en lugar de Félix Hernández, y en 3.2 episodios permitió cuatro imparablescinco carreras limpiasdos cuadrangulares, otorgó un boleto y abanicó a dos boricuas; además su efectividad en este torneo es de 12.27. Chacín tendrá que hilar bien fino ante los dominicanos quienes en su mayoría batean por encima de los .300. Únicamente Welington Castillo (.200), Adrián Beltré (.091), Canó (.154) y Villar (.250) están por debajo de ese promedio.

El club que resulte derrotado queda prácticamente eliminado por lo que ambas novenas saldrán a darlo todo en el terreno de juego, urgidas de una victoria que los mantenga activos.

Dominicana, actual campeón del evento, confía en la recuperación tras la derrota sufrida ante los de Borinquén. “Es simple, regresaremos y ganaremos”, expresó el dirigente quisqueyano Tony Peña. “Le tengo fe a cada uno de esos muchachos. Perdimos un juego. Y de todas maneras muchos le temen al equipo de la República Dominicana y le dije a mis muchachos que no vinimos a perder, pero continuaremos peleando. Esta es una manera de demostrar lo que somos capaces de hacer”.

Por su parte, Omar Vizquel asegura que “Este equipo nunca se da por vencido”. “Seguimos luchando hasta el final”.