17 marzo, 2017 \

Comparte este artículo en tus redes sociales:


thumbnail

I

Este viernes se vieron las caras por primera el presidente de Estados Unidos (EE.UU), Donald Trump, y la canciller de Alemania, Angela Merkel, en la Casa Blanca para discutir sobre las relaciones bilaterales y la OTAN.

Después de una aparente grata recepción por parte de Trump a la Canciller, cuando esta llegó a la sede del Gobierno estadounidense para sostener la reunión, los mandatarios de las potencias de América y Europa se sentaron en el salón oval de la Casa Blanca para conversar con la prensa.

En el transcurso de este encuentro, los reporteros le pidieron a los Jefes de Estado un apretón de manos, acostumbrado por Trump con los mandatarios de las naciones que lo han visitado en la capital de EE.UU.

Sin embargo, en esta ocasión Trump ignoró la solicitud y, aunque Merkel le preguntó si se daban la mano, el polémico presidente simplemente hizo caso omiso de su presencia, lo que provocó una mueca de aparente disgusto por parte de la Canciller alemana.

Foto cortesía: AP